Acreditación Web de Interés Sanitario
Facebook Twitter Pinterest Linkedin YouTube Google Plus 630 50 37 37  
Don Psico
¿Quién soy? Contacta conmigo
Mi libro
DonPsico: tu psicólogo 2.0
DonPsico: tu psicólogo 2.0
Pregúntame
PREGÚNTAME
Por qué acudir a un psicólogo
POR QUÉ ACUDIR A UN PSICÓLOGO
¿Qué te ocurre? Depresión, ansiedad...
¿QUÉ TE OCURRE? DEPRESIÓN, ANSIEDAD...
Psicología infantil
PSICOLOGÍA INFANTIL
Problemas en el trabajo
PROBLEMAS EN EL TRABAJO
¿Quieres enviar esta web a un amigo?
VEJEZ
Cosas curiosas
COSAS CURIOSAS
 
 


LAS RABIETAS

CATEGORÍA: PSICOLOGÍA INFANTIL NIÑOS
19 Agosto 2017

Hay una idea fundamental ante las rabietas: las rabietas no ocurren si no hay gente que reaccione ante ellas. Es decir, si la conducta de llorar, patalear, gritar, etc., no es recompensada mediante la atención de los adultos, las rabietas desaparecerán. Las rabietas llegan a ser un problema cuando el niño ha aprendido a utilizarlas indiscriminadamente para obtener lo que desea. Cuando al niño se le da lo que quiere, los padres sienten alivio, ya que el niño se calma, pero a su vez el niño aprende que, con la rabieta, consigue lo que quiere.

MANEJO DE LAS RABIETAS

1.Mantener la calma. Aunque sea difícil, es preciso crear, en lo posible, un clima de tranquilidad. El gritar o pegar al niño es contraproducente, pues estaremos fomentando la conducta negativa del niño.

2.No ceder ante las peticiones y deseos del niño. Ignorarlo sin más, para no reforzar su conducta. Ten en cuenta que al principio, la conducta de llorar, gritar, etc., se intensificará antes de que empiece a desaparecer. Asúmelo.

3.No discutir, ni intentar razonar, con el niño durante la rabieta.

4.Reforzar (premiar al niño) cuando exprese su enfado mediante el lenguaje y no mediante lloros o pataletas.

5.Reforzar al niño, mediante nuestra atención, o con elogios, en el día a día la conducta adecuada de los niños. Es decir, no sólo hacerles caso cuando hacen algo mal y les regañamos.

6.No dejes que las rabietas en público te hagan sentir mal (como en el ejemplo del dibujo). En lugares públicos, mantener la calma, ignorar al niño y si es necesario, sacar al niño del lugar donde nos encontramos y llevarlo a un sitio tranquilo. Todo esto sin gritos ni intentos de razonar con el niño por parte del adulto.


 
Aviso Legal 630 50 37 37   Facebook Twitter

© Copyright Don Psico