Acreditación Web de Interés Sanitario
Facebook Twitter Pinterest Linkedin YouTube Google Plus 630 50 37 37  
Don Psico
¿Quién soy? Contacta conmigo
Mi libro
DonPsico: tu psicólogo 2.0
DonPsico: tu psicólogo 2.0
Pregúntame
PREGÚNTAME
Por qué acudir a un psicólogo
POR QUÉ ACUDIR A UN PSICÓLOGO
¿Qué te ocurre? Depresión, ansiedad...
¿QUÉ TE OCURRE? DEPRESIÓN, ANSIEDAD...
Psicología infantil
PSICOLOGÍA INFANTIL
Problemas en el trabajo
PROBLEMAS EN EL TRABAJO
¿Quieres enviar esta web a un amigo?
VEJEZ
Cosas curiosas
COSAS CURIOSAS
 
 
 
 

En la actualidad mucha gente admite con facilidad ante los demás que va al médico. Pero reconocer, en cambio, que se acude al psicólogo es algo no muy aceptado aún. Hasta hace poco, de forma general, se pensaba que "sólo los locos van al psicólogo".

La necesidad de acudir a terapia es vista por algunas personas aún como síntoma de debilidad, fragilidad, desequilibrio, e incluso como de poca inteligencia. Esta actitud esconde en realidad miedo a lo desconocido, a contar lo más intimo a un/a desconocido/a, rechazo a la idea de pedir ayuda profesional, etc.

A la mayoría le resulta más fácil ir al médico en busca de fármacos para resolver sus problemas psicológicos, lo cual no hará más que cronificarlos.

Otras personas preferirán hablar de sus problemas con familiares y amigos; aunque al principio le prestarán atención e intentarán ayudarle, al final, esto sólo servirá para cansar a la gente de su entorno, contando problemas que en realidad sólo con la ayuda de un profesional se pueden resolver.

Lo más inteligente es acudir al psicólogo cuando la situación que te rodea, lo que te está ocurriendo, los desafíos, en definitiva, superan con creces los recursos que tienes para resolverlos.

 
   
     
 
 

No existe un momento específico para acudir al psicólogo. Dependerá de la persona y de la intensidad del problema. Cada problema afecta de manera muy distinta a las personas y seremos nosotros los que decidamos el momento de acudir a terapia.

Debemos ser conscientes que en la vida hay momentos buenos y malos, y la felicidad completa es una utopía. Una vida sin retos, sin problemas, no tiene sentido, ya que también en los momentos malos crecemos como personas. Pero no nos pasemos: vamos a intentar sentirnos lo mejor posible en cada momento.

Si somos incapaces de disfrutar, aunque solo sea de una pequeña cosa, un poco cada día; si todos los días nos sentimos tristes; si a menudo nos sentimos nerviosos; cuando tenemos que estar a muchas cosas y ya no podemos más; cuando el trabajo se hace insoportable o la falta del mismo nos deprime; cuando el miedo nos impide realizar una vida normal; cuando los pensamientos negativos nos atormentan, etc.

Si existe, en definitiva, algo que nos impide disfrutar de la vida y saber hacer frente a los problemas del día a día, deberíamos pedir ayuda a un psicólogo.

 
   
     
 
Aviso Legal 630 50 37 37   Facebook Twitter

© Copyright Don Psico