Acreditación Web de Interés Sanitario
Facebook Twitter Pinterest Linkedin YouTube Google Plus 630 50 37 37  
Don Psico
¿Quién soy? Contacta conmigo
Mi libro
DonPsico: tu psicólogo 2.0
DonPsico: tu psicólogo 2.0
Pregúntame
PREGÚNTAME
Por qué acudir a un psicólogo
POR QUÉ ACUDIR A UN PSICÓLOGO
¿Qué te ocurre? Depresión, ansiedad...
¿QUÉ TE OCURRE? DEPRESIÓN, ANSIEDAD...
Psicología infantil
PSICOLOGÍA INFANTIL
Problemas en el trabajo
PROBLEMAS EN EL TRABAJO
¿Quieres enviar esta web a un amigo?
VEJEZ
Cosas curiosas
COSAS CURIOSAS
 
 


SUSCEPTIBILIDAD

CATEGORÍA: ¿QUÉ TE OCURRE? OTROS
11 Febrero 2018

Ser sensible puede hacernos mejores personas ya que potencia nuestra empatía hacia los demás y nos hace más receptivos hacia aquello que ocurre a nuestro alrededor. Sin embargo, un exceso de sensibilidad, puede ser contraproducente ya que nos puede llevar a ser personas “susceptibles”.

“Los seres sensibles, no siempre son los más sensatos”

Las personas susceptibles tienden a realizar una evaluación apresurada de las situaciones. Dicha evaluación, la mayoría de las veces, es de tipo “amenazante” para estas personas. Tienden a imaginarse lo peor: que el mundo pretende hacerles daño de alguna forma. Cualquier situación tensa, ellos la evalúan como un ataque hacia ellas.

Las personas susceptibles reaccionan de dos maneras cuando se sienten “atacados”: o se encierran en sí mismos (sintiendo tristeza y/o rabia), o “atacan” verbalmente a las personas que consideran causantes de la ofensa.

Las personas susceptibles se caracterizan porque buscan constantemente el reconocimiento externo en todo lo que hacen y se valoran en función de la opinión de los otros. Son personas que valoran más la opinión de los demás que la suya propia. Son desconfiadas y piensan que los demás actúan casi siempre con “segundas intenciones”. Necesitan la aprobación de los demás para sentir que valen algo y esto les hace sufrir constantemente.

“Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero”

¿Cómo podemos ser menos susceptibles y que cualquier opinión o conducta de los demás no nos haga tanto daño?

1.Ante algo que nos han dicho, o nos han hecho, y que nos ha molestado, date un tiempo e intenta darle otra interpretación. (Ejemplo: María se cruza con una vecina que no le ha saludado. María piensa contrariada “¿Pero qué le he hecho yo para que no me salude?”. Una interpretación alternativa que podría hacer María es: “Bueno, seguro que iba distraída; quizá tenga algún problema”)

2.Potencia tu autoestima y acéptate tal y como eres. No dependas de la opinión de los demás para sentirte bien contigo mismo/a. Utiliza el auto-refuerzo: háblate de manera positiva y no permitas que tu estado de ánimo y tu autoestima dependa de lo que los demás opinen sobre ti.

3.Intenta no pronosticar la conducta u opiniones que deberán tener los demás hacia ti. De esta manera evitarás decepciones, pues casi nunca salen las cosas como hemos imaginado o deseado.

4.Practica la empatía. Ponte en el lugar del otro. Quizás si alguien ha dicho o ha hecho algo que nos ha molestado, tendrá sus motivos.

5.Deja de creerte el “centro del universo”. No te engañes, las personas tienen mejores cosas que hacer que pensar a todas horas en ti. Para bien o para mal.



 
Aviso Legal 630 50 37 37   Facebook Twitter

© Copyright Don Psico