Acreditación Web de Interés Sanitario
Facebook Twitter Pinterest Linkedin YouTube Google Plus 630 50 37 37  
Don Psico
¿Quién soy? Contacta conmigo
Mi libro
DonPsico: tu psicólogo 2.0
DonPsico: tu psicólogo 2.0
Pregúntame
PREGÚNTAME
Por qué acudir a un psicólogo
POR QUÉ ACUDIR A UN PSICÓLOGO
¿Qué te ocurre? Depresión, ansiedad...
¿QUÉ TE OCURRE? DEPRESIÓN, ANSIEDAD...
Psicología infantil
PSICOLOGÍA INFANTIL
Problemas en el trabajo
PROBLEMAS EN EL TRABAJO
¿Quieres enviar esta web a un amigo?
VEJEZ
Cosas curiosas
COSAS CURIOSAS
 
 


TOC TOC

CATEGORÍA: ¿QUÉ TE OCURRE? ANSIEDAD
24 Septiembre 2017

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (T.O.C.) se caracteriza por la presencia de unas obsesiones (que pueden ser ideas, pensamientos o imágenes) que producen mucho malestar y ansiedad (en el caso de Sofía, son pensamientos relativos a que podría contaminarse y sufrir una enfermedad). Para aliviar este malestar, la persona realizará ciertos rituales o acciones –compulsiones- con el fin de reducir la ansiedad que le producen sus pensamientos obsesivos (como la conducta del lavado de manos en el caso de Sofía)

El problema de Sofía comenzó poco después de la muerte de su hermano, tras una grave enfermedad. A partir de ese momento comenzó a preocuparse por su salud y la de su marido e hijos de una manera extrema, en la que el lavado de manos y de la limpieza de su casa cobró una importancia vital para ella, ya que pensaba que cualquier agente infeccioso podría contaminar y hacer enfermar e incluso matar a ella o a cualquier miembro de su familia.

Entre otras cosas, Sofía dedicaba mucho tiempo de su día a día a lavarse las manos, ducharse varias veces o a limpiar continuamente su casa. Estas conductas no permitían a Sofía dedicarse a nada más en el día. No tenía vida social. Tenía miedo, además, a contaminarse si salía a la calle y tocar cualquier cosa o cruzarse con alguien que ella pensará que estuviera enferma. Esto era, precisamente, lo que más le preocupaba: tocar, o cruzarse, con alguna persona que ella pensara que estuviera enferma y que la pudiera contagiar.

Hace tiempo que Sofía acudió a su médico de cabecera y este le recetó unas pastillas para la ansiedad. Ella cree que le ayudaron a estar más tranquila, pero no por ello dejó de realizar sus rituales de lavado y limpieza de su casa continuamente.

PLAN DE TRATAMIENTO

1.Explicar a Sofía en qué consiste su problema: se comenta a Sofía que su problema lo sufren muchas personas y se le refuerza por su valentía en querer solucionarlo mediante tratamiento psicológico. Se le explica que sus rituales de lavado están “alimentando” sus pensamientos obsesivos, ya que no le permiten comprobar si realmente va a ocurrir eso tan malo que ella teme (“Voy a infectarme”). Sofía ha aprendido que los rituales de lavado alivian momentáneamente su ansiedad, pero que esta vuelve a aumentar al poco tiempo, cuando piensa que si no vuelve a lavarse las manos tendrá muchos gérmenes que podrían ocasionarle una enfermedad.
2.Explicación del Tratamiento: ¿En qué consiste la “Exposición con Prevención de Respuesta”? Se le explica que va a tener que hacer, precisamente, lo que ella tanto teme. Para ello deberá estar muy motivada y entender que ese es el único camino para su recuperación. El objetivo es que compruebe que sus miedos son infundados. Para ello deberá evitar realizar sus “compulsiones” (lavado continuo de manos y de la casa) Esto le generará mucho malestar, pero es necesario. Todo esto se hace de manera gradual, desde las tareas que menos ansiedad le provocan ( por ejemplo: tocar el pomo de una puerta de su casa) hasta las que le provocan más ansiedad (por ejemplo: visitar un hospital y cruzarse con personas enfermas)
3.Colaboración de su familia y amigos: los cuales no deberán apoyar los rituales compulsivos de limpieza de Sofía. Es decir: no desvestirse ellos en cuanto entren en casa ni lavarse las manos varias veces a petición de Sofía.
4.Enriquecer la nueva vida de Sofía: a medida que progresa la terapia, Sofía va a tener cada vez más tiempo libre (gracias a dedicar cada vez menos tiempo a sus compulsiones -lavado de manos, duchas continuas, etc-). Es preciso animarla a enriquecer todo ese nuevo tiempo ocupándolo con otras actividades. Se le comenta que con una vida plena y satisfactoria, las obsesiones y compulsiones son menos frecuentes.


 
Aviso Legal 630 50 37 37   Facebook Twitter

© Copyright Don Psico