Acreditación Web de Interés Sanitario
Facebook Twitter Pinterest Linkedin YouTube Google Plus 630 50 37 37  
Don Psico
¿Quién soy? Contacta conmigo
Mi libro
DonPsico: tu psicólogo 2.0
DonPsico: tu psicólogo 2.0
Pregúntame
PREGÚNTAME
Por qué acudir a un psicólogo
POR QUÉ ACUDIR A UN PSICÓLOGO
¿Qué te ocurre? Depresión, ansiedad...
¿QUÉ TE OCURRE? DEPRESIÓN, ANSIEDAD...
Psicología infantil
PSICOLOGÍA INFANTIL
Problemas en el trabajo
PROBLEMAS EN EL TRABAJO
¿Quieres enviar esta web a un amigo?
VEJEZ
Cosas curiosas
COSAS CURIOSAS
 
 


UN POCO DE HUMOR...

CATEGORÍA: COSAS CURIOSAS
08 Abril 2018

El mejor antídoto contra las preocupaciones del día a día es reírnos un poco más. Sería como tomar una “pastilla de risa” a diario. El buen humor, tener facilidad para reírnos, es un buen protector de nuestra salud. Aunque, evidentemente, para reírnos con ganas deberíamos estar libres de tristezas y disfrutar de un estado de ánimo positivo.

Para tener más facilidad para reírnos, debemos decir que, gran parte de los sufrimientos no son consecuencia directa de los problemas, sino de nuestra forma de pensar sobre estos. Si conseguimos ver nuestros problemas desde otra óptica, menos terrible, con más sentido del humor, nos situaremos por encima de nuestras preocupaciones y nos será más fácil afrontarlas. El humor, el reírnos, tiene un valor terapéutico, haciendo que nos sintamos mejor. Como dijo un humorista a principios del S XX: “Sonríe, a pesar de todo”.

La risa alegra la vida y, aunque no sabemos a ciencia cierta que la alargue, al menos, nos hace disfrutar mucho más de ella. La risa no nos debe ayudar a escapar de la realidad, sino que nos debe impulsar a enfrentarnos a ella con una actitud más positiva.

La risa es, además, un potente relajante muscular, estimulando la circulación y la respiración; reduce el nivel de estrés, ya que es imposible estar nervioso mientras nos reímos; provoca euforia y efectos tranquilizantes y analgésicos aliviando nuestros síntomas de depresión y de ansiedad; ayuda a relacionarnos con las demás personas; es una manera natural de eliminar por un momento pensamientos y emociones negativas (es imposible pensar y reírse a carcajadas a la vez) Reír, simplemente, nos hace sentir bien. Incluso muy bien.

“Un signo de salud mental es reírse de sí mismo” (Rocamora)

Debemos, en fin, hacer un esfuerzo por reírnos un poco más. Según algunos estudios, cinco minutos de risa equivalen a cuarenta y cinco minutos de ejercicio aeróbico, mientras que una hora de tensión y estrés, equivaldría a cinco horas de trabajo físico intenso no gratificante. Un pensador francés dijo hace más de doscientos años que: “El día peor empleado es aquél en que no se ha reído”.

El humor también se utiliza en terapia por los psicólogos. El terapeuta que sabe utilizar el sentido del humor correctamente en su labor profesional, tiende a emplear el humor con naturalidad y lo aplicará:

1.Para potenciar en el paciente la asunción de una nueva perspectiva, más amplia, desde diferentes puntos de vista de la realidad que está viviendo y que le permite ver los propios problemas y los de los demás, en un contexto más amplio.
2.Para reforzar el vínculo paciente-terapeuta: favoreciendo la alianza terapéutica, encaminada a la consecución de los objetivos terapéuticos.

El uso habitual del sentido del humor nos permite ser menos arrogantes y por tanto más humildes. El humor rivaliza contra el miedo al ridículo, relativiza o dulcifica la dureza de la realidad. Sirve para encontrar solución a los problemas de una manera más imaginativa y libre de prejuicios. El humor facilita la adaptación al cambio y a salir con menos miedo de nuestra zona confort. Rebaja el sentimiento de frustración que sentimos al darnos cuenta de nuestras propias limitaciones. El humor en nuestra viva, en definitiva, sirve para desdramatizar y suavizar los sin sabores inevitables de nuestra existencia.

“Si no tienes sentido del humor, estás a merced de los demás” (William Rotsler)



 
Aviso Legal 630 50 37 37   Facebook Twitter

© Copyright Don Psico